MANTENIENDO VIVO EL AMOR

MANTENIENDO VIVO EL AMOR
by
“Casadas, estad sujetas a vuestros maridos, como conviene en el Señor. Maridos, amad a vuestras mujeres, y no seáis ásperos con ellas.” Col. 3: 18-19.
maridosamadaaesposas
CADA PAREJA
Cada pareja que une sus intereses de la vida debería tratar de hacer la vida del otro tan feliz
como sea posible. Lo que apreciamos tratamos de conservarlo y de hacerlo más valioso,
si podemos. En el contrato matrimonial los hombres y las mujeres han realizado un convenio,
una inversión para toda la vida, y por lo tanto deberían hacer todo lo posible por controlar
 sus expresiones de impaciencia y de mal humor, con más cuidado aún del que ponían antes
de su casamiento, porque ahora su destinó está unido durante toda la vida como esposo y esposa,
y cada uno es valorado en proporción exacta a la cantidad de esfuerzo esmerado que dedica a
retener y mantener fresco el amor tan ansiosamente buscado y atesorado antes del matrimonio.
 
share