CANCER Y EMOCIONES

by

Apreciados amigos…es un privilegio poder compartir con ustedes. Nosotros somos, afortunados hijos de Dios y siguiendo su mandato, hemos asumido la responsabilidad de mantener nuestros cuerpos sanos. Por un momento, recordemos las palabras de Juan en su tercera carta, versículo dos: “Amado, deseo que prosperes en todo y tengas salud, asì como prosperas espiritualmente”.
Y… es que al hablar de salud es necesario integrar el alma…al cuerpo y a la mente. Descuidar uno solo de estos aspectos conduce a la disfunción, a la enfermedad y eventualmente…también a la muerte.

Hoy quiero hablarles del “stress” psicológico y su relación con el cáncer.

La literatura mèdica es muy extensa en este campo, por lo que me permitì seleccionar información publicada por el Instituto Nacional de Càncer de los Estados Unidos de Norteamèrica. Debo admitir que me sorprendì gratamente al encontrar el valor, que en la actualidad se le està dando a la religión y a la espiritualidad en el manejo de esta patología.

Es bien sabido por todos, que no existe una causa clara, bien definida del origen del cáncer. Se han señalado factores genéticos, tóxicos ambientales, virus e inclusive bacterias…y los millares de estudios publicados muestran muchas contradicciones y por otra parte, cada vez se reportan màs casos de curaciones espontàneas y/o milagrosas. Lo cierto es, que esta realidad consume también millones y millones de dólares, y continúan falleciendo la mayoría de los pacientes por el descuido en el manejo de las emociones que se desencadenan no solo ante el diagnòstico positivo sino al temor de desarrollar la enfermedad.

Por lo tanto debemos enfocarnos en desarrollar una ACTITUD MENTAL positiva, en primer lugar para entender que solo previniendo las disfunciones celulares es posible alejarnos de este mal. El cuerpo humano està formado por trillones de células que constantemente están en renovación. Cada dìa mueren grupos celulares en los diferentes órganos y tejidos y son sustituìdas por células nuevas. Lograr un perfecto balance en este ciclo celular nos aleja de la aparición de tumores, tanto benignos como malignos.

Integrar la buena nutrición celular, con medidas que controlen el stress emocional y sobre todo mantener la confianza en Dios, que nos creò, para estar sanos es la condición básica para estar fuera del alcance de esta patología.

Si irremediablemente aparecen células malignas…hay que vencer el miedo que se manifiesta con angustia, ansiedad, ataques de pánico y la casi infaltable depresión. Las personas con claridad en su propósito de vida…pueden hacer una pausa, para auto-evaluarse y buscar que elementos mentales, espirituales o físicos, fallaron para darle espacio al cáncer. La mayoría de los autores, señalan la incapacidad para perdonar, el resentimiento, la ira mantenida en el tiempo, como condiciones predisponentes al desarrollo de tumores malignos.

Se ha demostrado que los pacientes con cáncer, que acuden a reuniones de grupos de apoyo, que practican técnicas de relajación o que pertenecen a grupos de oración, evolucionan màs favorablemente, con menos efectos colaterales cuando reciben quimio o radioterapia.

Por el contrario aquellos que acuden al alcohol, drogas, excesos en la alimentación para intentar controlar la ansiedad, no solo se complican màs rápidamente, sino que desarrollan metástasis y fallecen mas pronto.

Entonces, bien vale la pena repetir las condiciones básicas para llevar un ESTILO de VIDA saludable:
1) Aprender a ventilar adecuadamente los pulmones, respirando profundamente AIRE FRESCO.

2) Hidratarse con no menos de 8 vasos de agua…para mantener a las células en un ambiente alcalino apropiado, impidiendo la acumulación de radicales ácidos libres.

3) Hacer diariamente caminatas o ejercicios aeròbicos.

4) Comer garantizando una nutrición celular balanceada y

5) Estar en armonía con DIOS y la naturaleza.

Termino haciendo referencia a PROVERBIOS 4: 20-22

“Hijo mio, està atento a mis palabras, inclina tu oído a mis razones. No se aparten de tus ojos, guárdalas en medio de tu corazón, porque son VIDA a los que las hallan y MEDICINA a todo su cuerpo.”
Abril 5,2015

Dra.Elsa E. Mendoza S.

share